espacios íntimos

creación

“No tengo tiempo”:  Una de esas frases que se escuchan a menudo como queja.

 ¿Te has preguntado qué quiere decir eso exactamente?

A lo mejor es que te falta tiempo para la reflexión, para la pura y simple observación, para moverte, para cultivar el diálogo interior, para la creación de tu propia vida. Eso parece importante.

Y, como las necesidades están ligadas a los espacios, quizás también te falte tiempo para el cultivo de un espacio íntimo en el que tu propio movimiento y tu historia -tu singular narrativa- se refresquen, se (re)elaboren. Un lugar para que reconozcas tu propia manera de ser en el mundo, tu singular forma de estar en él y que sólo puedes construir tú. 

El espacio interior es de creación dificultosa en la actualidad. Andamos sobrestimulados con tal cantidad -ni sé- de información, imágenes y actividades. Eso no es ni bueno ni malo, es lo que es. Pero, con los sentidos embotados, altamente reactivos  y, a menudo, desajustados, nuestras reacciones no responden a lo que sentimos en nuestro interior, a veces hasta nos cuesta sentir algo. Esos desajustes pueden enfermarnos  y nos impulsan a buscar cada vez más hacia fuera lo que tan delicadamente tenemos que cultivar desde nuestra intimidad.

Muchas de las experiencias vividas son riquísimas,  pero, en algún momento, se para -cada cual tiene un ritmo diferente al respecto- y se vuelve a procesos reflexivos y de diálogo interior en los que la inmediatez no es tan importante, en que se abre un espacio para el ser y no tanto para el hacer. En que, si  conectamos con la respiración, ese simple hecho nos hace sentir bien. Sólo eso, se para todo un poco.

A veces no sabemos qué hacer en esos momentos en los que paramos porque parece que son vacíos. Pero, en realidad, están llenos de ti, de tu intimidad. 

Te pongo unas simples pero importantes conclusiones de mi trabajo:

el espacio íntimo es necesario;

el espacio íntimo es extremadamente frágil;

necesitas disciplina para cuidarlo y fortalecerlo;

necesitas tiempo en su creación y su mantenimiento, es un proceso;

se construye a través del diálogo interior -tanto verbal como con tu propio movimiento particular;

lo que sucede en él reconoces que viene de tu interior, 

o sea, es una experiencia directa y objetivable; 

no necesitas nada externo a ti en su construcción,

por tanto, es responsabilidad tuya.

¿Qué puede hacer “el ovillo” al respecto de estos espacios íntimos e interiores?

CIMG6677

Anuncios

2 comentarios en “espacios íntimos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s